Vista General del Desarrollo Económico Social de Venezuela

 

El Desarrollo Social es el proceso por el cual en pasos continuos se busca elevar la calidad de vida de la población de un país, mediante la conformación de una sociedad más igualitaria, participativa, inclusiva e integrada, potenciando el capital humano. Este tipo de bienestar social es posible a través del ejercicio de un conjunto de derechos básicos, a los que pueda tener acceso equitativamente la población. Dichos derechos se agrupan en cuatro dimensiones: la económica, la social, la salud (que incluye la nutrición) y la educación. Es por eso que el término desarrollo social-económico esta interrelacionado entre sí.

Para hacer más gráfico y comprensible este concepto, se podría simplificar explicando que el verdadero Desarrollo Social es el conjunto de acciones y decisiones que toman un Estado junto a su Población para poder ofrecer no solamente igualdad de oportunidades a los ciudadanos, sino también igualdad de posibilidades. Dicho de manera práctica, si un Gobierno crea en una ciudad importante una universidad con capacidad para un gran número de estudiantes, está creando oportunidades de estudio, pero las posibilidades de estudio que tendrán los jóvenes habitantes de lejanas poblaciones rurales del país serán mucho menores a las posibilidades de los jóvenes que habitan en  esa gran ciudad.  Es por ello que crear pequeños núcleos universitarios (como los que caracterizan a la Misión Sucre) permite acercar las universidades a todas las poblaciones sin importar los pequeñas o apartadas que se encuentren, y así se ofrecen oportunidades de estudio con igualdad de posibilidades para toda la población.

A pesar de que Venezuela ha sido durante mucho tiempo un país rico en petróleo, el pueblo también ha padecido históricamente una severa pobreza y exclusión social, a tal punto que un paquete de reformas económicas neoliberales implementadas en 1989 detonaron una revuelta popular, conocida como “El Caracazo”, lo que abrió camino para la elección del presidente Hugo Chávez casi una década después.

Desde que llegó al poder en 1998, el presidente Chávez encabezó una campaña agresiva para combatir la pobreza y la exclusión social a través de programas sociales innovadores, incrementó la inversión en desarrollo social y adquirió un compromiso consistente con las comunidades locales y organizaciones civiles. Acabar con la pobreza y la exclusión social en Venezuela, que han sido padecimientos tan comunes en el país, se convirtió en un objetivo de particular importancia y esfuerzo, y ha logrado resultados importantes que impactaron las vidas de millones de venezolanos.

Por otra parte, al distribuirse mejor la riqueza aumentó el consumo en un 20,4%, en sólo 8 años. El consumo de alimentos de primera necesidad aumentó en 80% en 12 años, al pasar de 13.865.529 toneladas en 1.999 a 24.991.378 toneladas en 2011, informó el ministro de Alimentación Como resultado, se amplió la demanda agregada, brindándole un extraordinario dinamismo a la economía. Venezuela  creció a una tasa promedio del 10,4% , habiendo aumentado su PIB (Producto Interno Bruto) de 97.240 millones de dólares en 1999 a 221.274 millones en 2007. Es decir, más del doble en 8 años, y eso como logros de la Revolución. También el PIB consolidó una expansión de 1,3 % en el transcurso del año 2013, resultado que se debe al crecimiento de los sectores petroleros y no petroleros.

Otros indicadores también muestran los avances impulsados por Venezuela. Para finales de 2009 el desempleo se ubicó en 7,5%, por debajo del 16,8% registrado en 2003. Y entre los años 2009 y 2013 se han incorporado 4.436.370 personas al mercado de trabajo. El nivel de desnutrición bajó de 11% en 1990 a 6% en 2007. Venezuela en el año 2013 logró ser reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por reducir a menos de 5% el hambre entre 2000 y 2012.  Por otro lado, el porcentaje de niños que iniciaron y culminaron la escuela básica fue 5,6% mayor de 2000 a 2009 que en la década anterior, mientras que los hogares con niños de 7 a 12 años de edad sin escolaridad pasaron de 5,18 % en el 2000  a  0,7 % en el 2013.

Por otra parte el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) ubicó a nuestro país, en 2013, en el ranking mundial de naciones con un alto Índice de Desarrollo Humano, al ubicarse en el puesto 71, con un coeficiente de 0,748, cifra que la incluye en el grupo de naciones consideradas con un alto nivel de desarrollo humano, de un total 186 países evaluados. El PNUD dice que entre el año 2000 y 2012, el IDH (Indice del Desarrollo Humano) creció en ese lapso a un ritmo de 1,03%, sólo superado en América Latina por Nicaragua (1,04); sin embargo, este mismo organismo afirma que entre 1980 y 1990, nuestro país pudo crecer a una tasa promedio de sólo 0,11.

Los avances sociales que ha tenido Venezuela en la última década son producto de innovadores programas sociales y de un incremento drástico en la inversión social.

Tras enfrentar una crisis política y económica durante el golpe de Estado de 2002 y el sabotaje de la industria petrolera, en 2003 el presidente Chávez impulsó la creación de programas sociales especiales para tratar la larga deuda de necesidades básicas en materia de salud, educación, vivienda, seguridad alimentaria, capacitación laboral, etc…

Estos programas se llamaron misiones y fueron dirigidos para servir exclusivamente a los sectores más necesitados de Venezuela y que históricamente fueron siempre los más desatendidos.

Lo que empezó con un pequeño número de misiones en 2003 creció a más de 26 programas en la actualidad, lo que cubre un gran número de necesidades sociales, incluyendo salud, educación, vivienda, capacitación laboral, seguridad alimentaria, empleo, identidad legal, equidad de género y uso de la tierra, todo eso elevo el índice del desarrollo humano aportando más eficiencia al nivel cultural y humano en general de la población.

Siguiendo el legado del comandante Hugo Chávez Frías,  el presidente de la República, Nicolás Maduro, firmó cinco leyes económicas nuevas para el desarrollo social en 2016,  que permitirán impulsar el desarrollo económico de la nación, y asegurar los recursos para continuar los programas de inclusión social en Venezuela.

Durante el acto de entrega del hogar un millón, edificado por la Gran Misión Vivienda Venezuela (Gmvv), el jefe de Estado señaló que ante la caída de 70% del precio del petróleo — principal fuente de ingreso del país— el Gobierno Bolivariano ha estudiado conscientemente, en conjunto con el pueblo organizado,  las perspectivas para el próximo año, así como las acciones que permitan generar nuevas fuentes de dividas y recursos para la nación.

En los próximos artículos tendremos más explicaciones de las misiones y del desarrollo social y económico en la temporada de los 15 años de la Revolución Bolivariana hasta hoy en día.

 

 

Positive SSL