La Artesanía

 

Hace más de 14.000 años los primeros pobladores que habitaban el territorio Venezolano, como producto de sus necesidades y su trabajo desarrollaron técnicas propias de su civilización y sus sociedades cazadoras-recolectoras para la talla de piedras y maderas, para la cestería, tejidos y los trabajos de concha, con el fin de crear objetos útiles para facilitar y beneficiar sus vidas en ese entonces, como los objetos para guardar las raíces y los granos, los instrumentos para la pesca y la caza, objetos de adorno y muchos cosas más.

Más tarde cuando la sociedad se fue desarrollando; y con los conocimientos de los antepasados, y las diversas técnicas que fueron mezcladas entre las tradiciones indígenas y autóctonas de Venezuela, el hombre comenzó a utilizar más recursos de la naturaleza como la arcilla desde este punto comenzaremos a hablar de una de las manifestaciones artesanales más abundantes:

 

La Cerámica o Alfarería:

La primera cerámica elaborada por el ser humano fue aquella hecha con la arcilla, que es una roca sedimentaria que depende de las impurezas que contiene viene en color desde el rojo anaranjado hasta el blanco cuando es pura, y que adquiere plasticidad al mezclarla con agua y dureza al calentarla a más de 80°C, así que la arcilla endurecida por acción del fuego es de gran antigüedad ya que salió de las sociedades del bajo Orinoco (Barrancas y Saladero).

Muchos productos son elaborados con la arcilla como los ladrillos, utensilios de cocina, objetos de arte, adornos e incluso instrumentos musicales como la ocarina la cual es un instrumento de viento sin llaves.              

      

 

Otros reflejos de la artesanía venezolana se ven claros en: 

Los tejidos:

Como las hamacas (tendido para colgar utilizado para dormir), guayucos (prendas de vestir usadas por los indígenas), bandas porta bebés, bolsos, chinchorros, etc...y otros telares. 

Para este tipo de  trabajos se usan fibras provenientes de diferentes fuentes animales como la seda y la lana, y vegetales como diversas plantas, que son disponibles según cada región. Las más empleadas son la caña brava, caña amarga o lata, carrizo de montaña, palma de moriche, palma dátil, palma de coco, bejuco de mamure, hoja de maíz, hoja de cambur, seje, cucurito, chiquichique, curagua y enea, entre otras como:

El cumare: se extrae una fibra fina y fuerte de las hojas de esta palma.

 

La curagua: como producto de esta planta que crece en la región del Orinoco tenemos una fibra textil muy resistente con la que se hacen cuerdas y amarres. 

 

- El dispopo: es una fibra de mil usos, extraída de la planta de cocuy, conocida también como cocuiza.

 

- La majagua: con cuyos cabos se hacen cuerdas.

 

- La marima: es la corteza de un árbol cuyas capas suaves semejan una tela.

 

El moriche: es una fibra suave y resistente que se extrae de una palma que crece al sureste de Venezuela, usada también en el tejido de cestas e implementos de pesca. 

 

El sisal: es una planta cuya fibra sedosa se utiliza en la fabricación de hilos, cordeles, mecates, sacos y muchos otros objetos artesanales.

 

El mamure: es una fibra de uso común en la confección de cestas, nasas y cordones.

 

Las coloraciones de los tejidos se logran a través de anilinas industriales o tintes de origen vegetal, mineral y animal. También el uso del algodón y la lana como materia prima en la elaboración de los tejidos les da ese color crudo típico.

A manera de curiosidad, es interesante reseñar aquí la “hamaca campechana”. Fabricada en cuero de vaca, presenta una serie de cortes longitudinales que la hacen flexible. Suponemos que se trata de una forma ingeniosa de aprovechamiento de una materia prima local, pues ésta se produce  principalmente en el interior de los llanos de Apure y Barinas, adaptada a la confección de un objeto de uso tradicional.

Para la fábrica de estos tejidos se usan telares, agujas de ganchillo, husos rudimentarios fabricados con una vara de palma que gira sobre un volante. Estos eran generalmente de trozos de madera con tortera de hueso, piedra, cerámica o madera.

El tejido además de ser un sustento e ingreso es también una manifestación folklórica muy importante y una tradición que se aprende de una generación a otra durante el trabajo familiar o comunitario. Tanto mujeres como hombres participan en estas acciones cada quien con sus funciones.  Los tejedores van adquiriendo gran destreza y aplican criterios creativos y muy coloridos a su trabajo, lo cual da como resultado hermosos materiales para la confección de diversas que van desde las prendas de vestir tradicionales, tapices, hamacas, etc. 

 

 

La Cestería:

Se pueden encontrar típicas cestas de diferentes tamaños, colores y formas, elaboradas a partir de las fibras obtenidas de diferentes tipos de palmas. La cestería fue utilizada de manera utilitaria y en fiestas sagradas. Por ejemplo, en los cementerios indígenas de Quíbor - Estado Lara, las cestas eran utilizadas como urnas en donde se colocaban partes del esqueleto humano ya seco para ser depositado en otros espacios como enterramientos secundarios.

Aun hoy día conservan gran utilidad y es frecuente encontrarlas en cualquier hogar en los cuales se les da diversidad de usos.

 

 

Los Instrumentos Musicales Tradicionales:

Son muy variados y utilizados en diferentes ocasiones festivas y religiosas. Pueden ser fabricados a partir del uso o combinación de diferentes materiales, tales como madera, cuero, fibras vegetales, algunos tipos de frutos, etc. los cuales son procesados según técnicas tradicionales que permiten la fabricación de variados instrumentos de percusión, de cuerdas o  de aire, y cuyo sonido enriquece y caracteriza en muchos casos la música de determinadas regiones de Venezuela. Es así como es posible encontrar expresiones musicales no sólo diversas, sino muy diferentes al trasladarnos de una región a otra del país.

 

 

Las tallas de madera, los adornos corporales y los trabajos en cueros y metales son también parte de la artesanía venezolana.

 

Con el paso de los años se han formado diversos talleres de artesanía en Venezuela, y de esta manera también se han adquirido otros materiales, como es el retrovidro, un trabajo sobre vidrio en donde se éste es pintado y además se le da volumen con diversas técnicas, también los aglomerados de madera, o madera compensada, utilizados como base para pintar cuadros, o diseñar objetos con los cuales posteriormente se los pinta con figuras orgánicas muy coloridas.

Al fin, esta cultura siempre fue condicionada por el medio ambiente, sus necesidades económicas, creencias, ritos y formas de vida. Aun así, muchas de las técnicas practicadas en las artesanías actuales tuvieron su nacimiento en las sociedades indígenas luchadoras, las cuales tenían y siguen teniendo armonía con el medio ambiente, y quienes usaban los recursos naturales para su beneficio y al mismo tiempo no dañaban el medio ambiente.

Positive SSL